Con unas estrictas medidas de seguridad y el personal mínimo autorizado por la Oficina de Gestión del Riesgo, el Atlético Huila jugará los partidos que restan de la Liga Postobón en condición de local. La Oficina de Gestión del Riesgo con concepto del profesional universitario de dicha dependencia, determinó luego de una visita, que se evaluó el riesgo inminente respecto al área de gramilla y cancha de futbol, encontrándose que actualmente no es vulnerable a la estructura intervenida, y que no presenta amenaza calificándose sin riesgo aparente. Las autoridades locales tras este concepto determinaron que no hay peligro respecto del área donde se desarrolla la obra de las graderías. “En el oficio emitido por la Oficina se manifiesta que se puede realizar sin ningún inconveniente el mantenimiento y uso de la cancha conservando una zona de seguridad de aislamiento de 8 metros respecto paramento donde inicia la zona de gradería occidental, la cual está actualmente aislada imposibilitando su ingreso desde este sector”, expresó el asesor del despacho Vladimir Salazar. Los controles permitirán que con todas las medidas de seguridad y el acompañamiento de la Policía Nacional se evite el ingreso de público y únicamente al personal mínimo necesario y autorizado por la Oficina de Gestión del Riesgo, llevar a cabo los partidos del Atlético Huila las fechas que quedan pendiente del calendario de futbol colombiano de esta temporada. “La prioridad del alcalde Rodrigo Lara Sánchez, es la seguridad de las personas por lo que no se permitirá el ingreso al estadio. Las personas autorizadas se ubicaran en la gramilla al costado opuesto de donde ocurrió el siniestro”, concluyó.