Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Concejales de Rivera
Durante tres días se rendirá tributo a los nueve concejales asesinados.
Alejandra Herrera

Han pasado 15 años desde aquella tarde del 27 de febrero del 2006, en la que el concejo municipal de Rivera, Huila, sesionaba en pleno, pese a que vivían con miedo por las reiteradas amenazas de muerte que desde hacía dos años recibían a diario a través de panfletos y llamadas telefónicas para que abandonaran sus cargos.

Lea ademas: Elber Yamid Pedraos Holguín es el nuevo alcalde Páez en Boyacá

Los concejales Moisés Ortiz Cabrera, Desiderio Suárez, Aníbal Azuero Paredes, Luis Ernesto Ibarra Ramírez, Jaime Andrés Perdomo Losada, Alfair Arias, Octavio Escobar González, Selfides Miguel Fernández y Héctor Iván Tovar Polanía, serían las víctimas de uno de los episodios más sangrientos vividos en esta población, conocida como el ‘municipio verde’ del Huila, a menos de una hora de Neiva.

El terror llegó a Rivera a la 1:50 p.m., cuando un comando de la Columna Móvil Teófilo Forero del Bloque Sur de las Farc, irrumpió al reconocido hotel “Los Gabrieles” asesinando con armas largas a los 9 concejales y rematándolos luego con un tiro de gracia. 
 

Audio

Se cumplen 15 años de la masacre de 9 concejales en Rivera, Huila

0:27 5:25

En este hecho también resultaron heridos los cabildantes Gloria Ortiz, el secretario del Concejo, Saúl Rojas y Gil Trujillo, éste último concejal condenado por la Corte Suprema de Justicia como cómplice de los guerrilleros. Por su parte un juzgado penal de Neiva sentenció a 39 años de prisión a Hernán Darío Velásquez Saldarriaga alias ‘El Paisa’ y a 31 años y medio a Wilkin Fernando Lugo alias ‘Hernán’, ex jefes guerrilleros.

Según las versiones entregadas por los sobrevivientes, testigos y familiares, los guerrilleros huyeron en una camioneta y en motocicletas por una vía rural, algunas personas afirman que salieron haciendo disparos al aire y celebrando el exterminio.

A pesar de que han pasado 15 años, el dolor y el recuerdo de ellos siguen intactos y aunque han asistido a encuentros denominados ‘Hablemos de Verdad’ en los que han estado cara a cara con desmovilizados de las Farc, día a día trabajan en el perdón, aunque para algunos resulta más complicado, pues sus familiares "eran personas de bien que sólo querían trabajar por y para la comunidad, y que hoy no existe una explicación o razón certera del por qué los masacraron".

Por su parte Martha Aguirre Leguízamo, presidenta de la Fundación ‘Sonrisas de Colores’, ha hecho acompañamiento a las familias desde que ocurrió la masacre, haciendo invaluables esfuerzos para que la memoria de sus seres queridos no quede en el olvido y año a año cada 27 de febrero lidera ‘la marcha de la luz’.

Se trata de una caminata a luz de las velas que va más allá del andar colectivo por las calles del municipio y entraña la esperanza de paz de los riverenses y la intención de rendir homenaje y exaltar a quienes fueron asesinados cumpliendo su labor como servidores públicos.

Gracias al esfuerzo y perseverancia de Aguirre, el caso ha sido visibilizado y una delegación de familiares asistió a La Habana, Cuba, durante los diálogos de paz, siendo este caso priorizado para la materialización de medidas de reparación simbólica por parte del Estado.

Dentro de las hipótesis que se manejan, es que al parecer esta masacre se ordenó a un grupo de milicianos para hacer evidente su presencia en esta zona, justo dos semanas antes de las elecciones para el Congreso de la República. 

No era la primera vez que las Farc golpeaban instituciones como estas.

En Puerto Rico, Caquetá, integrantes de este grupo guerrillero irrumpieron en el recinto del Concejo en mayo del 2005 y mataron a cinco concejales y al secretario de la corporación.

Dos meses después, en el municipio huilense de Campoalegre, las Farc asesinaron a tres concejales y a la hija del secretario del Concejo, de 13 años de edad. Las múltiples amenazas fueron puestas en conocimiento del Grupo de Protección de la Dirección General para los Derechos Humanos del Ministerio del Interior.

Le puede interesar: Huila no tendrá más peajes, por ahora, según el presidente de la ANI

Por estos hechos el Estado colombiano ha sido condenado en dos ocasiones y según el Tribunal Administrativo del Huila la masacre no fue sorpresiva, imprevisible e irresistible para las autoridades y pudo evitarse si se hubieran atendido oportuna y eficazmente las medidas de protección reclamada por los concejales, teniendo en cuenta que la violencia en Rivera no era desconocida.

Desde el 2004 empezaron los crímenes de líderes políticos, el 1 de mayo Federico Hermosa fue acribillado llegando a su casa, tres meses después fue asesinado el alcalde de Rivera, Humberto Trujillo y en 2006 ya la muerte de los concejales estaba anunciada.

Hotel Los Gabrieles
En este salón del hotel Los Gabrieles se hallaban los concejales cuando fueron asesinados.
Alejandra H.
Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.