Grandes esfuerzos realizan las autoridades para apagar este incendio. Foto Cortesia Leonel Rojas

Son más de 40 bomberos los que a esta hora tratan de apagar el incendio forestal en el municipio de Palermo, que ya deja grandes pérdidas en más de 2.500 hectáreas de la zona norte del Huila. La emergencia se concentra en la zona rural, donde ya se registra la muerte de animales y la destrucción de varias viviendas que fueron consumidas por las llamas.   Pese al esfuerzo de las unidades de los municipios vecinos las condiciones climáticas sumados a los intensos viendo han hecho difícil este trabajo.   Las autoridades locales continúan a la espera de la ayuda aérea para lograr de esta forma apagar este incendio que se ha extendido a lo largo de tres días en los que los fuertes vientos han dificultado los trabajos de los bomberos locales para controlas las llamas.