Más de 150 profesionales de  Empresas Sociales del Estado de diferentes municipios del Departamento y de entidades como ICBF y el INPEC,  fueron  capacitadas para mejorar su capacidad técnica para detectar y atender a personas con problemas por consumo de sustancias psicoactivas ya que según los últimos estudios hechos por el Ministerio de Salud, Boyacá se encuentra dentro de los 10 primeros lugares en consumo de alcohol y en consumo de drogas ilícitas, después de estar en el puesto 32 en el país, ahora ocupa el lugar 27, entre los 32 departamentos.

Según el referente de Convivencia Social y Salud Mental, Martín Barrera  la idea es que con ayuda de las alcaldías municipales  se puedan analizar las situaciones de posibles consumidores y a partir de esta estadística,  se  haga una entrevista motivacional para invitarlo a iniciar  un programa de manejo ambulatorio de las drogas y así evitar que continúe con el consumo progresivo.

"Es importante darle las herramientas a quienes tienen contactos con los jóvenes que tienen alguna medida de protección, a razón de alguna falta que hayan cometido y que esté asociada a sustancias psicoactivas, pues el 80% de la población del Sistema de Responsabilidad Penal, tiene problemas de consumo, por eso este programa va a permitir identificar qué se puede hacer con el joven, pues se le va a brindar un apoyo de manera integral, a través de intervenciones en pruebas de tamizaje, de drogas y acompañamiento", añadió Barrera.

Las capacitaciones continuarán el año próximo, con el ánimo de fortalecer los programas de prevención realizados en los 123 municipios del departamento y así contribuir con la disminución de los índices de consumo de droga y alcohol en la región.