RCN Radio.

Un biólogo y un médico veterinario que fueron remitidos a Orocué (Casanare), por parte del Ministerio de Medio Ambiente, se encuentran apoyando las investigaciones relacionadas con la muerte de Toninas o delfines rosados, que se ha venido presentando en la desembocadura del río Cravo Sur al río Meta.

Además, Corporinoquía y la Armada Nacional han venido realizando mesas de trabajo con los pescadores, con el fin de concientizarlos sobre la importancia de estas especies y el peligro de extinción en que se encuentran.

Pese a todo, las investigaciones siguen para establecer a los responsables de la muerte de estos animales, que fueron víctimas de acciones de pesca ilegal.