Los trabajos se adelantaron en la escuela del municipio de Baraya, al norte del Huila. Foto Cortesía Novena Brigada

Con equipo de alta tecnología, hombres entrenados en la ubicación y destrucción controlada de artefactos explosivos, la Novena Brigada en el Huila confirmó que no fueron encontradas minas antipersonas en los centros educativos del municipio de Baraya.



Las evaluaciones de las autoridades militares se adelantaron en las instituciones educativas de las veredas Laureles, La Libertad, Río Blanco y Turquestán, donde la comunidad tenía la preocupación por la existencia de estos elementos que amenazaban la integridad física de los cerca de 50 niños que allí reciben clases.

Milímetro a milímetro, los cuatro equipos conformados cada uno por 60 hombres y dos binomios caninos, registraron los terrenos en perímetros que van desde los 1.000 a los 1.500 metros, realizando un riguroso procedimiento para brindar tranquilidad en la comunidad educativa del Huila.

“Estamos parados en la escuela Laureles, una de las principales mencionadas en la denuncia, con nuestros equipos de detención y neutralización de explosivos; un movimiento especial para confirmar que en este momento no hay artefactos explosivos alrededor de esta escuela, en las otras tres escuelas tenemos las mismas capacidades y estamos aplicando los mismos protocolos con el único fin de proteger a nuestros niños”, afirmó el coronel Marino Valencia, comandante de la Novena Brigada.

El oficial confirmó que “años atrás se ubicaron y se destruyeron algunos artefactos cerca, ya verificamos y vamos a continuar trabajando por unos 15 0 20 días más alrededor de los centros educativos para minimizar casi a cero algún riesgo con los niños por la presencia de artefactos explosivos”, aseguró.

La comisión que se trasladó a la zona para verificar el procedimiento de las tropas, estuvo conformado por el Gobernador del Huila, Carlos Julio González Villa, quien verificó las condiciones en las que estudian estos menores huilenses.