Cargando contenido

Foto Cortesía: Jhon Hernandez Vaquero.

Tras conocer el anuncio del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, sobre la utilización nuevamente del glifosato en la erradicación de cultivos de coca, el gobierno departamental rechazó la iniciativa y, reveló que no está de acuerdo con el uso del químico, por el daño que causa a los seres humanos y al medio ambiente.

Edgar Álvarez, secretario de Gobierno Departamental, explicó que este gobierno está en contra de las fumigaciones con glifosato,por las graves afectaciones que puede causar a las personas y en los cultivos lícitos que hay en el departamento.

“La política antidrogas en nuestro país, no debe ser forzada y específicamente no tiene que utilizar elementos que puedan causar perjuicios a la vida de los seres humanos, por eso en cabeza del gobernador Álvaro Pacheco Álvarez, estamos en contra de esta política y, si nuevamente se utiliza el químico, vamos a tomar las medidas para que en lo posible, no se erradique a través de esta modalidad”, aseguró Álvarez.

Por su parte, las organizaciones sociales del Caquetá, manifestaron que el gobierno se contradice con esa decisión, y advirtieron que se podrían generar nuevos paros campesinos.

Según las estadísticas de las fuerzas militares, en varios municipios del Caquetá los cultivos ilícitos, se han incrementado hasta en un 200 por ciento.