Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Oso Andino.
Cortesía: Parques Nacionales.

"La naturaleza nos sigue hablando", comienza diciendo la autoridad ambiental de Cundinamarca (CAR) al reportar el avistamiento de un oso Andino u oso de anteojos en una zona boscosa cerca a Bogotá.

"La especie fue avistada recientemente en una zona boscosa muy cerca a Bogotá. Se pasea feliz y tranquilo en su hábitat, alimentándose de los frutos de los árboles", indicó la publicación de la autoridad ambiental en Cundinamarca sin dar detalles del lugar.

Puede leer: El Río Cauca está cada vez más muerto: habitantes cercanos a Hidroituango

Cabe resaltar que, según listado de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (Uicn), el oso andino es considerada una especie vulnerable a la extinción. Por eso, el reporte de este avistamiento constituye una fuente de información importante para las autoridades ambientales y los científicos con el fin de garantizar la vida de estas especies en el planeta.

Adicional, la CAR ha manifestado que la presión que tienen estos animales por la actividades humanas de construcción de viviendas y el aumento de la población hace que el hábitat se reduzca y también sus individuos en ella.

En algunas áreas se han reportado conflictos ambientales con algunos campesinos y los osos andinos, ya que hay evidencias de que estos animalesse comen las gallinas, los cerdos y dicha situación molesta a los dueños de los predios./p>

Sobre el oso de anteojos

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturalez explica que el oso andino, oso frontino u oso de anteojos (Tremarctos ornatus), es la única especie de oso existente en América del Sur. Habita principalmente en los bosques montanos húmedos y bosques nublados, en las laderas andinas. Este oso es endémico de los Andes Tropicales. Habita en Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela; aunque se advierte la posible presencia de una población pequeña en Argentina.

Isaac Goldstein, miembro venezolano del Grupo de Especialistas en Osos de la Uicn, asegura que la situación del oso andino es preocupante, puesto que "como resultado de la reducción y fragmentación de los remanentes silvestres por la expansión de las actividades humanas y el cambio del uso de la tierra en la región de los Andes, sobre todo en los valles interandinos, las poblaciones de oso andino se encuentran distribuidas en parches de hábitat aislados, muchos de los cuales no tienen un tamaño adecuado como para mantener poblaciones viables de oso andino a largo plazo”.

Recientes investigaciones basadas en modelos de área ocupacional y muestras genéticas estiman que existen alrededor de 300 a 2.000 osos en Venezuela, de 3.000& a 7.000 en Colombia, 2.000 en Ecuador, y alrededor de 400 en Argentina.

*Con información de la Uicn.

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.