Muy preocupados se declararon los piscicultores del Huila por los bajos niveles del embalse de Betania que ya alcanzó el 50 por ciento de su capacidad máxima, debido al aumento de la generación de energía en central hidroeléctrica de betania. Estos bajos niveles ponen riesgo más de 20 mil toneladas de peces tipo tilapia roja y negra que los piscicultores como medida preventiva están sacando desesperadamente las especies de buen tamaño comercial para evitar pérdidas y una mortalidad mayor. “Emgesa nos notificó que no puede tener esos niveles del 70 por ciento por lo que van a bajar al 50 por ciento y que inclusive pueden seguir disminuyendo los niveles y eso históricamente para nosotros es sinónimos de mortalidades masivas en la represa de Betania”, subrayó Efrén Tovar piscicultor huilense. Los huilenses están en alerta máxima porque se tiene la mayor producción de peces, cuando se está próxima a iniciar la semana Santa y se tendría un gran consumo de pescado en el país. “La situación es muy delicada y estresante por eso les hemos recomendado a todos los piscicultores comercializar todos los productos que tengan en un buen tamaño y estén en optimas condiciones para llegar el mercado nacional y así evitar nuevas pérdidas económicas”, resaltó.