Con la asignación de recursos por 172 millones de pesos, la gobernación de Cundinamarca, adquirió 49 hectáreas en la vereda Honduras Bajo, para desarrollar un programa de protección de la quebrada Calacala. Esta fuente, abastece al acueducto de la cabecera municipal de Beltrán, que beneficia a 149 familias para un total de 366 usuarios.   La secretaria del Ambiente de Cundinamarca, Marcela Orduz Quijano explicó que “para el gobierno de Cundinamarca es importante adquirir predios para la protección del recurso hídrico, ya que con esto preservamos el agua de acueductos rurales y urbanos de la provincia de Magdalena Centro, puntualmente a los habitantes del municipio de Beltrán”.