Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Sector Talud Bellavista kilómetro 39 vía La Línea - Archivo Invias
Sector Talud Bellavista kilómetro 39 vía La Línea - Archivo Invias

El doctor en aprovechamiento de recursos hidráulicos José Horacio Rivera Posada, magíster en suelos y aguas, y especialista en uso, manejo y conservación de suelos, aguas y bosques quien además tiene experiencias exitosas en materia de recuperación de sectores donde se han generado grandes emergencias como en el páramo del Sumapaz, explicó que se debe hacer un diagnostico de la zona para emitir un concepto.

Sin embargo, argumenta que si continúan con el trabajo de ingeniería tradicional, se gastará mucho más tiempo, esfuerzo y dinero del que se debe invertir.

Le puede interesar: Colombianos deberán lidiar al menos 60 días con cierre de La Línea: Duque

Lo más importante de todo es buscar la relación, causa del fenómeno degradativo,  ya que por lo general  estas situaciones son manejadas por estudios geotécnicos buscando  solucionar problemas con obras civiles de concreto a unos costos inconmensurables, los estudios que se hacen son tardíos pues pueden durar entre tres y seis meses, y mientras tanto los agentes activos del proceso siguen actuando y lógicamente el talud se viene abajo si es el caso”, explicó el profesional.

El ingeniero José Horacio Rivera indicó que lo que propone con base en su experiencia es: "llegar al sitio y buscar las aéreas neurálgicas para ver que está actuando allí, que por lo general es el agua. Depende el tipo suelo se puede determinar si se retiene o no demasiada agua. Analizar estas situaciones es importante para tomar decisiones sobre como dejar el talud en su sitio y no pensar en toda esa remoción de la montaña que están recomendando los geotecnistas que es lo que han hecho toda la vida de forma tradicional”.

Explicó que las obras de ingeniería convencional de concreto en el control de la erosión y movimientos masales fallan, porque por lo general no se buscan las causas de los procesos degradativos, sino que simplemente se actúa sobre los efectos del problema.

Vea también: Invías advierte inminente desprendimiento de la montaña en La Línea

Según Rivera, la bioingeniería de suelos es una tecnología innovadora producto de la investigación científica que permite prevenir, controlar y restaurar áreas degradadas por erosión y deslizamientos en forma rápida económica y definitiva, utilizando material vegetal de la zona para realizar las obras livianas y flexibles.

La forma como se está manejando el talud Bellavista en el kilometro 39 + 800,  está dando lugar a que el proceso continúe y que el talud se desprenda como se ha indicado en varias alocuciones desde el Invias y eso no es lo más aconsejable y lo más conveniente”, señaló. 

En su explicación académica y profesional concluyó que la mayoría de los problemas de erosión y deslizamientos de este tipo que suceden en todo Colombia,  se podrían resolver con menos del 20% de los costos que se proponen con las obras civiles de concreto. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.