Parque de Boavita. Foto: Wikipedia.

Las autoridades de esta población ubicada al norte del departamento, advierten que los recursos que se han dejado de recibir por efectos de la problemática que se afronta con el cierre de la sierra nevada, son representativos. Según el alcalde de Boavita, Jairo Córdoba Suárez, la economía del municipio se mueve con base a la interacción comercial del sector turístico, que suele visitar la población a su paso cuando se movilizan hacia el parque natural. “Hemos trabajado fuertemente junto con los mandatarios del Cocuy y de Güicán se ha realizado acompañamiento en las mesas de negociación”, indicó el alcalde, quien agregó que el turismo debe ser responsable con el cuidado del parque natural que se ha venido deteriorando. No obstante, Córdoba Suárez asegura que pese a que ya se completó un año sin acceso a la sierra nevada, el fenómeno del deshielo continua afectando el glaciar del nevado y las nieves perpetuas. “Es necesario concientizarnos de que hay que hacer turismo, pero de una manera responsable”, puntualizó el mandatario local.