El cuerpo de bomberos de Cundinamarca reportó que trabaja para apagar los puntos calientes que persisten en el incendio que afecta al municipio de Lenguazaque, en límite con Cucunubá, departamento de Cundinamarca. El capitán Ivan Darío Valenzuela, coordinador de los Bomberos de Cundinamarca, señaló que "los vientos han dificultado la extinción de este incendio". "Se contó con el apoyo del helicóptero que fue de gran ayuda para minimizar este riesgo, se tuvo apoyo de Ejército, la Defensa Civil y brigadas CAR y damos parte de que está controlado un 70% del incendio", reveló. Añadió el capitán que los trabajos continuarán durante este viernes para dejar controlada la conflagración, que de acuerdo con el último reporte, dejó cerca de setenta hectáreas consumidas de bosque, luego de tres días de fuego. “El incendio se presenta en un cerro ubicado en las veredas Arenosa, Ramada Alta y Managuitas, tiene cerca de 4 kilómetros de largo. Se han afectado unos tres acueductos veredales, no se han presentado afectaciones a casas de campesino", concluyó el capitán.