Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Boyacá necesita hacer uso racional del agua

La Unidad para la Gestión del Riesgo de Boyacá, alertó al departamento para que se haga un uso responsable del recurso hídrico, para evitar graves casos de desabastecimiento.


Lo anterior, con ocasión de las altas temperaturas, sequía, y debido a que las lluvias en un amplio sector de la región se han disminuido entre un 40 y 60 %.

 

De los 123 municipios de Boyacá, 56 están en riesgo de desabastecimiento de agua tanto en zonas rurales como en zonas urbanas, ante el anuncio que el Fenómeno de El Niño, se extenderá hasta marzo de 2016.

 

Además, ya son 19 municipios los que están siendo asistidos por tener desabastecimiento de agua potable. La disminución del caudal que abastece a varios acueductos, ha obligado racionamientos de agua en municipios como Chiquinquirá.

 

Igualmente se solicitó a los municipios activar las estrategias de respuesta y los planes de acción, elaborados, para enfrentar el impacto del Fenómeno de El Niño.

 

Las administraciones municipales también tendrán que realizar la limpieza y recuperación de cauces de ríos y quebradas.

 

Las localidades deberán fortalecer campañas de comunicación a los ciudadanos, para que adopten medidas que contribuyan a evitar el uso inadecuado del recurso hídrico.

 

Otras recomendaciones para el cuidado de agua, recuerdan que las cuencas de los ríos y quebradas, no son espacios para el depósito final de residuos.

 

A la ciudadanía se le pide que se restrinja el uso del recurso hídrico para lavado de vehículos, andenes y riego de jardines.

 

Para contribuir a economizar el agua, se aconseja que se descongelen los alimentos a temperatura ambiente, nunca bajo el grifo.

 

Igualmente, que se utilice la escoba y no el agua, para limpiar patios y terrazas; lavar el vehículo con un balde y una esponja, y finalmente, cepillarse los dientes, utilizando para ello un vaso con agua, y no el grifo abierto en todo momento.

 

Para los agricultores, se recomienda realizar labores de regadío a primera hora de la mañana o al atardecer; si se riega en horas de sol, el 30% del agua se evapora.

 

La Unidad para la Gestión del Riesgo de Boyacá, concluyó que los pequeños esfuerzos descritos anteriormente, darán grandes resultados en la protección del recurso hídrico para que no falte al consumo humano a corto y largo plazo.