Cargando contenido

Foto: Archivo RCN Radio.

Aunque el comportamiento de los precios del carbón metalúrgico en Boyacá, durante este 2017, tuvo un desempeño importante en materia de incremento y estabilidad, lo que representa una retribución adecuada para los que se dedican a la productividad en esta actividad; sin embargo, no sucede lo mismo con el carbón térmico.

Así lo reveló el presidente ejecutivo de Fenalcarbón en Boyacá, Gabriel Chiquillo, quien señaló que en cuanto al carbón térmico se ha tenido un año “algo pesado”, pues la disminución del consumo de la unidad térmica de Paipa, que se redujo en un 70%.

Según Chiquillo, los productores de carbón térmico no cuentan con los suficientes recursos para cubrir sus costos de operación minera y esto es algo gravo, en lo que tiene que reflexionar la industria consumidora; mientras que los productores de carbón metalúrgico, pasa todo lo contrario y ello brinda oportunidades de organizar sus unidades productivas y cumplir con sus obligaciones laborales y tributarias.

El 2018, según el dirigente gremial,  será un buen año para el carbón metalúrgico, pero se espera que exista un repunte en lo referente a las condiciones de productividad del carbón térmico.