La matas de plátano se están secando en el Huila. Foto RCN Radio

Muy preocupados se declararon los campesinos del Huila por las graves consecuencia que está dejando el fenómeno del Niño, debido a las altas temperaturas y la falta de agua que se convierte en su mayor problema. Marta Murcia es una campesina de la zona rural de Neiva quien confirmó que sus cultivos están a punto de secarse mientras que sus animales se encuentran en riesgo de morir de sed. “Lo que es el café se me está secando y tenemos dificultades para lavarlo, pero hemos visto como los campesinos se han visto afectados por el frijol, porque aquellos que estaban en la florescencia se les secó y en varias partes el pasto se está secando y la gente está atemorizada porque si el verano sigue el ganado se les puede morir de sed por la falta de comida y agua”, subrayó. Los bajos niveles de las quebradas y las temperaturas que superan los 40 grados centígrados están quemando los cultivos dejándoles grandes pérdidas económicas, asi lo confirmó el campesino Luis Augusto Oliveros. “Yo cultivé frijol y fue una gran pérdida porque quedaron las maticas chiquiticas y no pudieron dar el fruto, teniendo en cuenta que había sembrado unas 16 hectáreas por lo que los daños fueron totales y es así como se han empezado a secar las quebradas, además tenía dos hectáreas de lulo que se me secaron y un cultivo de granadilla también”, subrayó. Por su parte los habitantes de la vereda Praga en el municipio de Aipe, confirmaron que es muy crítica la situación en el sector agropecuario. “Nosotros teníamos quebradas que nunca se secaban y ahora el agua es poca, por lo menos aquí en Praga nunca nos faltaba el agua y ahora no tenemos, además los cultivos como café están seca y uno de los más afectados es la vereda La Esmeralda allí también se nos está secando el plátano, pero hay cultivos como el maíz, el frijol que ahora no se pueden sembrar porque el calor no nos deja trabajar”, destacó. Los campesinos huilenses temen que además se genere un desabastecimiento de alimentos al tener sus cultivos completamente secos especialmente en las zonas norte, centro y occidente del Huila.