Los ladrones entraron a la iglesia. Foto RCN Radio.

En un misterio se había convertido la desaparición de más de cuatro biblias en la parroquia San Juan María Vianey del barrio El Jardín de Neiva. La comunidad religiosa intranquila por estos hechos hizo que fuera instalada una cámara de seguridad que gravó al autor de estos hurtos en momentos en que nuevamente sacaba a plena luz del día una nueva biblia.   “Nos percatamos de cómo alguien nos estaba sacando las biblias que se encontraban servicio de las personas que van a orar a encontrar a través de la palabra un contacto cercano con Dios, así que activamos esta cámara y luego pusimos en conocimiento de las autoridades esta situación”, afirmó el sacerdote Alonso Sánchez.   El hombre tras ser plenamente identificado, fue capturado en un operativo de la Policía Metropolitana de Neiva en una acción en la que no encontró rastros de las biblias hurtadas.   “Le preguntamos por la biblias pero en especial por la ultima que se había llegado porque es de más de 1.200 páginas aproximadamente con letra grande y era muy bonita por lo que tenía un valor superior a los 250 mil pesos, pero el hombre nos dijo que la había vendido a un señor de una chiva por 15 mil pesos porque tenía una necesidad”, indicó.   El sacerdote Alonso Sánchez confirmó que este hombre a pesar de cometer este delito recibió el perdón tras su arrepentimiento de corazón.   “Yo solo le puedo hacer en nombre del señor Jesucristo es decirle a este hermano nuestro que tienen el perdón de Dios, que se arrepienta que corrija su camino”, subrayó.   La comunidad religiosa solo espera que las biblias hurtadas aparezcan para que sigan al servicio de los feligreses católicos de Neiva.