Cargando contenido

A estas personas se les imputó los delitos de falsa denuncia, fraude procesal, tráfico, porte o fabricación de armas de fuego, entre otras.

Juez
Juzgado
Ingimage

Un juez de control de garantías ordenó cobijar con medida de aseguramiento en centro carcelario a la defensora de Derechos Humanos, Nilza Ul Zape, comunera del resguardo de Huellas Caloto, y su escolta Nelson Ramírez Paz, por un supuesto autoatentado. A estas personas se les imputó los delitos de falsa denuncia, fraude procesal, tráfico, porte o fabricación de armas de fuego o municiones de uso privativo de las Fuerzas Militares; daño en bienes del Estado, entre otros.

Los hechos investigados por la Dirección Seccional de Fiscalía del Cauca, obedecen a un autoatentado registrado el 14 de julio del año pasado en el sector del Crucero en la vía que conduce a la vereda Morales en Caloto norte del Cauca, donde se cometió un falso ataque contra la defensora de Derechos Humanos, en el que su escolta resultó herido en el brazo izquierdo y la camioneta de la Unidad Nacional de Protección (UNP) fue impactada en al menos 15 oportunidades.

El juez de control de garantías acogió la petición de la Fiscalía que encontró inconsistencias en las declaraciones de los testigos y decidió cobijarlos con medida de aseguramiento intramuros. Las dos personas fueron trasladados desde Caloto a la ciudad de Popayán.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido