Cargando contenido

Foto: Referencial de Archivo.

Voceros del Gaula del Ejército en este departamento señalaron que en los últimos meses se han incrementado los casos de extorsión que se realizan desde diferentes cárceles del país, especialmente a ciudadanos de municipios como Hato Corozal y Paz de Ariporo.

Según las autoridades, la manera de intimidar a las víctimas por parte de los delincuentes, en su mayoría es a través de llamadas telefónicas en las que con palabras soeces, los reclusos se hacen pasar por integrantes de grupos armados ilegales y les solicitan elementos como armamento o medicamentos, cosas que a las víctimas se les dificulta conseguir, entonces a cambio de esto los presionan para que les aporten sumas de dinero que deben depositar a través de empresas de giros, las cuales son retiradas posteriormente desde otros departamentos.

Los números de las víctimas cuanto la llamada la realizan a líneas fijas, son conseguidos a través de directorios telefónicos, o a través de redes sociales cuando se efectúan a teléfonos celulares; sin embargo no se descarta la intervención de informantes que suministran la información precisa de las víctimas.

En el año 2017 se presentaron más de 100 denuncias que propiciaron 27 capturas y en lo corrido de 2018 se han presentado cerca de 8 denuncias que han generado 3 capturas por el delito de extorsión.

Precisamente en los últimos días se registró la captura de dos mujeres una de 32 y otra de 23 años en Santa Marta y otra en Sincelejo, quienes eran las encargadas de retirar el dinero consignado por las víctimas desde el departamento de Casanare.