Luego de la solicitud hecha por parte de Coomeva a la Superintendencia de salud de retirar  voluntariamente sus servicios en  15 municipios del departamento, a partir del 1 de septiembre cerca de 5 mil usuarios de las localidades de Chiquinquirá, Caldas, Berbeo, Chivor, Chíquiza, Firavitoba, Güicán de la Sierra, Nobsa, Páez, Paipa, Socha, Socotá, Tasco, Tibasosa y Tununguá serán trasladados a otra EPS del régimen contributivo o subsidiado. Los alcaldes y personeros de los mencionados municipios ya fueron notificados por parte de la dirección de aseguramiento de la secretaría de Salud de Boyacá con respecto a la cesión de los afiliados a las empresas administradoras del plan de beneficios habilitadas por la Superintendencia de Salud, que allí operan,  las cuales serán las encargadas de asumir el aseguramiento y garantizar el acceso de la prestación de los servicios de salud de los usuarios asignados. Andrea Hurtado, directora de aseguramiento informó que los usuarios deben ingresar con número de identificación a la página de la EPS Coomeva para verificar la adjudicación del nuevo prestador del servicio de salud. [imagewp:308534] Foto referencial de Ingimage “El afiliado permanecerá 3 meses provisionales mientras de manera voluntaria decide si quedarse en la que le fue adjudicada o escoger  otra de su preferencia y que tenga cobertura en el municipio respectivo”.  Añadió que  Coomeva debe entregar a las EPS receptoras las bases de datos de usuarios con fallo de tutela, pacientes de alto costo, tratamientos en curso para que se les garantice  los procedimientos o intervenciones que ya fueron autorizadas por Coomeva con fecha posterior al 31 de agosto de 2017.