Cargando contenido

La mujer es señalada de imponer crueles castigos a sus hijas. 

Niña
Las niñas era obligadas hasta a ahorcarse.
Pixabay

Un juez de Tolima impuso una pena de cinco años y ocho meses de cárcel contra Heidy Milena Gómez Guzmán, tras encontrarla culpable del delito de tortura contra sus dos hijas de nueve y doce años. 

Tras un preacuerdo, la Fiscalía logró que la mujer fuera sentenciada a pagar condena en centro carcelario, por el delito de tortura agravada en concurso homogéneo.

Los hechos que se presentaron durante varios años, fueron conocidos por las autoridades luego de que la abuela de las menores de edad denunciara los maltratos.

Lea también: Asesinato de Hans Tafur revive el dolor por crueldad contra la niñez en Colombia 

Según el proceso en su contra, la acusada sometía en diferentes oportunidades a las menores de edad a castigos severos, los cuales aumentaban si las pequeñas no cumplían lo que la mujer les ordenaba. Dentro de los castigos la mujer usaba violencia psicológica y física, además de abandono

Los investigadores del caso encontraron en la vivienda de la mujer cables y lazos los cuales habrían sido adaptados en las vigas para que las niñas se colgaran y se ahorcaran, bajo órdenes de su progenitora.  De igual forma se evidenció abandono en cuanto a la alimentación de las menores de edad, quienes duraban varios días sin recibir comida

En contexto: ICBF ha atendido más de 18.617 casos de violencia contra menores en 2018

Dentro de las pruebas aportadas por la Fiscalía, se incluyó la versión de la hija mayor de la mujer, quien aseguró que estos años de maltrato del que fueron víctimas junto a su hermana menor, la dejaron marcada emocionalmente y que en su memoria reposan los recuerdos de estos hechos violentos. 

Asimismo, contó que los castigos aumentaron luego de que cumpliera los ocho años de edad, cuando comenzó a recibir golpes con puños, palos, latigazos con cable, entre otros. También aseguró que en algunas oportunidades llegaron a ser víctimas de asfixia con las almohadas.  

Estos argumentos y pruebas fueron suficientes para que el juez hallara culpable a la mujer y la enviara a la cárcel, argumentando que no cumplió con el deber de proteger a las menores de edad y velar por sus derechos. La patria potestad de las menores de edad también le fue retirada. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido