Los muñecos de años viejos fueron prohíbidos en Neiva. Foto RCN Radio

Con quemaduras de segundo grado en su cuerpo resultó una menor de 11 años de edad quemada con pólvora en el municipio de Isnos cuando jugaba con otros niños en las afueras de su casa. El secretario de salud del Huila, Carlos Daniel Mazabel confirmó que en este mes de diciembre ya se han presentado cinco personas heridas por la mala manipulación de la pólvora entre ellos dos menores de edad en los municipios de Neiva, Pitalito y Campoalegre. “la niña estaba observando como otros menores jugaban con pólvora y en un momento uno de los niños lanzó el tote y este al momento de estallar le cae en el troco del cuerpo de la menor y resulta con quemaduras de segundo grado, lo que llevó a una atención médica especializada”, destacó. En Neiva fueron confirmadas dos personas quemadas con polvora entre ellas un adulto y un menor de edad. El primer hecho ocurrió en la tradicional “noche de la velitas”, cuando un hombre de 23 años de edad, mototaxista residente en la invasión San Bernardo, quema pólvora en su casa estallándosele en sus manos un tote, recibiendo laceraciones y quemaduras de segundo grado. El caso más reciente sucedió el 8 de diciembre, afectó a un menor de 13 años en el barrio San Valentín Norte, quien sufrió quemaduras de primer grado en cara, brazos y manos mientras jugaba con un volcán. Según la madre del menor, la pólvora la tenía almacenada en su casa para realizar un experimento escolar. Las autoridades confirmaron que aunque se ha disminuido el número de personas quemadas con pólvora fue declarada en amarilla en toda la red hospitalaria en los 37 municipios del Huila con el propósito de atender de forma oportuna a todas las personas que resulten afectadas con esta serie de elementos que representan un peligro.