Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

ycalderon
Gobernación de Boyacá
Colprensa

Tras la revelación de un informe de la Contraloría de Boyacá, que da cuenta sobre excesos en los costos de adquisición de mobiliario para la “Casa del Gobernador”; Carlos Amaya señaló que el proceso contractual se hizo conforme a la ley.

Ante las polémicas que ha desatado un informe preliminar que adelanta la Contraloría de Boyacá, el cual fue revelado en las últimas horas y en el que se dan a conocer presuntos sobrecostos en la compra de mobiliario para la “Casa del Gobernador”, entre los que se encuentran  elementos como mesas, muebles y accesorios de cocina entre otros.

Por ejemplo, por citar solo algunos de los elementos, dice la Contraloría que un juego de cubiertos que fue cotizado en 250 mil pesos, se adquirió en una suma que supera los 3 millones de pesos; un juego de ollas en acero inoxidable tipo quirúrgico de 17 piezas cuyo costo de cotización es de 550 mil pesos, se adquirieron en más de 3 millones 700 mil pesos.

Al respecto, el gobernador de Boyacá Carlos Amaya indicó que el proceso contractual para la compra de estos elementos se han hecho conforme a la ley y que la Gobernación de Boyacá, mediante la Secretaría General, dio contestación a dicho informe el día 21 de marzo del año en curso, anexando facturas y comprobantes de gastos, y explicando cómo no se establece ningún sobrecosto.

“Este proceso se surtió con todo el rigor de la ley; me indican los funcionarios encargados, que se recibieron las tres cotizaciones mínimas que se exigen en estos procesos de mínima cuantía y responde a un estudio de mercado para oferta del sector público”, señaló Carlos Andrés Amaya.

El gobernador indicó que, intencionalmente se está tratando de ligar este proceso contractual que se surtió en el 2016, con su reciente matrimonio y que le sorprende que el informe se haya dado a conocer, cuando es netamente interinstitucional y se presentó a los medios como si fuera una investigación o un hallazgo, cuando se trata apenas de observaciones que terminarán en un informe definitivo de la contraloría, pero que en este momento está en etapa preliminar.

Cabe precisar que la “Casa del Gobernador” no es propiedad del gobernador Carlos Amaya, sino un bien de la gobernación que se le asigna para que lo habite el gobernador de turno.

Gobernación de Boyacá

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.