Según los habitantes del sector, la falta de drenajes y sumideros propició que varias viviendas se inundaran.

Habitantes de la vereda Siatáme, sector Tamarindo, obstaculizaron la vía en protesta por las inundaciones que se han registrado en varias viviendas con motivo de las fuertes lluvias de las últimas horas.

Esto lo atribuyen a la falta de previsión por parte de los constructores de la vía que se realiza en la diagonal 14 y que comunica a los municipios de Sogamoso y Nobsa.

Como la carretera quedó por encima de los niveles de las viviendas, ante la falta de sumideros, las aguas lluvias desbordaron hacia las casas aledañas. Ante la situación, la comunidad desesperada optó por taponar la vía para llamar la atención de las autoridades.

Jorge Fernández, uno de los voceros de la comunidad del sector, señaló que aunque no se tiene con precisión cuántas familias se han visto afectadas, es evidente que son varias las personas que han resultado perjudicadas.

“No hubo planeación para la realización de los sumideros de la vía; o creo que la empresa de servicios públicos debió haber hecho una planeación para hacer un drenaje de las aguas lluvias”, indicó Fernández.

Los habitantes del sector han indicado que las vías de hecho son la única forma de llamar la atención para que las autoridades departamentales y municipales les den alguna solución concreta que evite la afectación a estas comunidades. Además aseguraron que el bloqueo se mantendrá hasta que se les dé una alternativa de solución.

Esta carretera hace parte del Contrato Plan Movilidad Sogamoso y se viene ejecutando con recursos del Gobierno nacional, a través de la Gobernación de Boyacá. En el desarrollo de este proyecto, el municipio de Sogamoso aportó recursos necesarios para la adquisición de los predios por donde pasa el corredor vial
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido