Más de 3.000 indígenas U’wa asentados en las riberas del río Cobaría están en riesgo por el derrumbe que se registró en la parte alta de la cuenca del afluente, que desemboca en el río Arauca.

El representante de la Nación U’wa en Boyacá, Jimmy Aguablanca hizo un enérgico llamado a los gobiernos departamental y nacional para que intervengan inmediatamente el deslizamiento de tierra, que cayó sobre una vertiente del río Cobaría y que podría según él, generar una avalancha.

“No queremos que en el territorio de la Nación U’wa suceda lo mismo que ocurrió en Mocoa” dijo el líder indígena.

Mientras tanto, las autoridades de gestión del riesgo declararon la alerta roja en el municipio y se hace monitoreo permanente al río Cobaría para reaccionar ante una emergencia así lo informó el director de la Defensa Civil, mayor Fernando Vélez.

Finalmente, Aguablanca señaló que es necesario que se evite a tiempo una tragedia.