Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Militar soldado
Foto suministrada a RCN radio

Autoridades militares lograron una condena de seis años de prisión a tres integrantes del Batallón de Artillería de Campaña N 9 de la base militar Santa Ana en la vereda Santa Ana del municipio de Colombia, Huila, quienes abandonaron el lugar, en julio del 2023, llevándose en la oscuridad de la noche armamento militar.

Como Jorge Enrique Rodríguez Delgado, Jainer Enrique Manjarrez Jimenez y Wilder Albeiro Rojas Rivera, fueron conocidos los tres soldados del Ejército, del Batallón de Artillería de Campaña N 9, que el día 12 de julio del 2023, llevando cuatro meses de servicio, aprovecharon los revelos de los turnos de centinela para abandonar la base militar sin autorización en horas de la noche.

Lea aquí: Incautan en Huila más de 800 kilos de marihuana provenientes del Cauca

De esta manera, en medio de la oscuridad de la noche, se llevaron cada uno su uniforme camuflado, para facilitar la salida y evitar ser detectados o generar sospecha en el sector, así como el material de guerra entregado y asignado para el cumplimiento de su servicio militar, como un lanzagranadas tipo Mk 40mm, tres chalecos multipropósito, 15 granadas de 40MM para MGL, cuatro fusiles galil AR 5.56 mm y 1200 cartuchos y un radio de comunicaciones.

Es así como una vez fuera de la base militar, los sujetos iniciaron la huida hasta el punto donde, dentro de un vehículo, los esperaba un sujeto con quienes los soldados previamente se habían comunicado días anteriores.

 Al parecer, el propósito por el cual robaron el armamento militar era para posteriormente ser entregado a cambio de la suma aproximada de $15’000.000. Los sujetos iniciaron a partir de allí la huida de la zona y para no ser detectados continuando su marcha hasta llegar a la ciudad de Cali.

Le puede interesar: Disidencias de las Farc siguen intimidando a los habitantes de La Plata, Huila

La comercialización y tráfico de material de guerra está totalmente prohibido entre particulares por el riesgo que implican, ya que este tipo de acciones elevan el riesgo de ataque, vulneración y amenaza hacia la estabilidad de la fuerza pública y la misma comunidad, que puede ser atacada con estas mismas armas permitiendo el fortalecimiento e incremento de la delincuencia organizada que es donde finalmente llegó el material sustraído.

Finalmente, los delitos por los que fueron imputados son deserción, peculado sobre bienes de dotación, hurto de armas, municiones y explosivos, fabricación, posesión y tráfico de armas, municiones y explosivos, enfrentándose a penas de 7 a 15 años.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.