El Tribunal Administrativo de Boyacá condenó a la Policía por las agresiones que causaron, integrantes del ESMAD a un campesino de Ventaquemada, que no participaba de las protestas del paro agrario.

Por el uso excesivo de la fuerza contra un hombre en el marco del paro agrario en agosto de 2013, el Tribunal Administrativo de Boyacá en un fallo de segunda instancia condenó a la Policía Nacional a pagar por los daños y perjuicios que uniformados del ESMAD ocasionaron a un campesino identificado como Luis Eduardo Pulido en diferentes partes del cuerpo.

De acuerdo con el material probatorio presentado durante el proceso judicial, la víctima fue lesionada con el bastón de mando además, recibió varios puntapiés que comprometieron su pie derecho y brazo izquierdo, por lo que Medicina Legal le ordenó una incapacidad de 80 días además, de determinar una deformidad física que afectó su pie de manera permanente.

Los hechos según se advierte en el fallo ocurrieron mientras se desarrollaba un enfrentamiento entre manifestantes e integrantes del ESMAD.

El Tribunal subrayó que la víctima no agredió a los uniformados, ni tampoco poseía ninguna arma al contrario advierte que, fue pacífico su comportamiento.

“Los agentes de la policía actuaron contra el accionante haciendo uso desproporcionado e injustificado de la fuerza, desconociendo que la misma debe someterse a un juicio de razonabilidad, necesidad y proporcionalidad, siendo esta el último recurso al cual debe acudir la fuerza pública para neutralizar o repeler agresiones que en ningún momento se presentaron por parte de la víctima”, dice el fallo.

La Policía deberá pagar a la víctima 2 millones 542 mil pesos, por los dineros que dejó de percibir mientras estuvo incapacitado.

Los hechos ocurrieron el 19 de agosto de 2013, el sector de Tierra Negra en el municipio de Ventaquemada en Boyacá.