Cargando contenido

No hubo acuerdo entre la alcaldía y los promotores de la protesta.

Protesta en Tunja
RCN Radio

Voceros del comité ‘Unidos por Tunja’ plantearon al alcalde Pablo Emilio Cepeda que se autorizara el 60 por ciento de descuento a quienes pagaran de forma oportuna el impuesto predial y que se otorgara un tiempo límite de dos meses para el pago total del impuesto.

Sin embargo, luego de una concertación con los concejales y el equipo jurídico de la administración local, se determinó que solo se otorgaría un alivio del 27 por ciento; situación que generó el rechazo inmediato de los manifestantes.

“Le dijimos al alcalde que si podría aumentar la propuesta y él dijo que lo máximo sería el 30 por ciento y con eso, la ciudadanía no está conforme”, dijo Álvaro Forero, promotor de la jornada.

Otros de los aspectos que conforman el pliego de peticiones son:

· Acompañamiento jurídico y profesional a los predios que están haciendo reclamaciones

· Mesas sectoriales para analizar los altos costos de la gasolina, los servicios públicos y el estado de las vías.

En las instalaciones del parque recreacional del Norte se cumplió la asamblea ciudadana en la que los líderes del paro cívico afirmaron que continuará la movilización hasta que no se llegue a un acuerdo con la administración local.

Por ahora, se advierte que los bloqueos seguirán suspendidos mientras esté abierta la mesa de diálogo.

Con cacerolas, pitos, vuvuzelas y cucharones iniciaron una nueva marcha por las principales calles de la ciudad para concluir finalmente en la plaza de Bolívar de Tunja, donde reiteraron su rechazo a la metodología que utilizó el Instituto Geográfico Agustín Codazzi para actualizar el catastro en la zona rural y urbana de la ciudad.

Con pancartas alusivas a la manifestación avanzaron por el centro histórico, mujeres, adultos y jóvenes que con ahínco gritaron “viva el paro cívico, no pagaremos el predial”.

 

Paro cívico en Tunja

Así iniciaron las protestas

Desde mediados del mes de enero se adelantaron protestas en diferentes sectores de la ciudad contra el Instituto Geográfico Agustín Codazzi por las supuestas fallas que tuvo el proceso. Los habitantes acudieron con recibo en mano ante la entidad para radicar los recursos de reconsideración y exigir que se disminuyera el valor, que consideraban injusto.

Arengas, cacerolas, ollas, tapas y vuvuzelas se escucharon con fuerza en la plaza de Bolívar y en el concejo de Tunja, donde los ciudadanos acudieron para rechazar el aumento del avalúo catastral.

Pese haber presentado estudios debidamente documentados frente a la actualización catastral, la imposibilidad de pagar el impuesto predial y sin una solución oportuna por parte del IGAC, el comité coordinador del paro cívico determinó que la movilización continuará hasta que se llegue a un acuerdo con la alcaldía.

En Tunja se desató una crisis económica a raíz de lo sucedido con el predial que desencadenó en un aumento en los costos de los servicios públicos, el incremento del costo del transporte público y que en la ciudad se venda la gasolina más cara del país, lo cual ha generado preocupación entre los comerciantes y los ciudadanos del común, según manifestó Fabio Salamanca, secretario general de las Asociaciones Comunales de Tunja.

Además, rechazaron que la ciudad tenga dificultades de movilidad y huecos en diferentes zonas donde incluso, los buses no entran.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido