Cargando contenido

Foto referencial de Ingimage

Hasta el 31 de diciembre los usuarios serán atendidos en las IPS de Boyacá y a partir del primero de enero de 2018, quedarán oficialmente trasladados a otras entidades entre esas, Medimás.

La Superintendencia de Salud autorizó el retiro de la EPS Coomeva de los municipios de Duitama, Sogamoso y Tunja por problemas de operación que argumentó la entidad así lo anunció a través de RCN Radio Beatriz Eugenia Orbes, gerente nacional de operaciones de Coomeva.

Salud Total, Compensar, Sanitas, Nueva EPS, Famisanar y Medimás son las EPS en las cuáles se van a distribuir los más de 25 mil usuarios en Boyacá. El proceso se adelantará por parte de la SuperSalud teniendo en cuenta la capacidad de cada una de las entidades y su presencia en el departamento.

“Los usuarios tendrán servicio con nosotros sin ningún inconveniente hasta el 31 de diciembre de 2017 y con las cédulas de cada uno, quedarán distribuidos en otras EPS, para que queden activos a partir del primero de enero de 2018”, afirmó Orbes.

En Boyacá Coomeva funcionaba así:


  • Sogamoso: 13.000 usuarios

  • Duitama:     6.300 usuarios

  • Tunja:          5.900 usuarios


Los usuarios podrán consultar en la página web www.coomeva.com.co a qué EPS fueron asignados.

Con el retiro de Coomeva de las sedes en Boyacá los trabajadores también se verían afectados, por lo que Orbes señaló que se les planteó dos posibilidades.

“Hicimos una reunión con ellos y algunos les hemos planteado la posibilidad de ser trasladados a otro municipio donde tengamos presencia o a la ciudad de Bogotá, hemos manejado los términos legales normales del ministerio de trabajo y desafortunadamente, no todos se pueden mover a otra ciudad y eso genera que debamos prescindir de algunos de ellos” aseguró la gerente nacional de operaciones.

[imagewp:27139] Foto archivo particular

Dijo también que, los pacientes que tengan procedimientos médicos y quirúrgicos programados para los primeros meses de 2018, serán supuestamente atendidos en las instalaciones de las IPS con las que tenga convenio Coomeva, mientras que las intervenciones hayan sido autorizadas.

Las deudas que Coomeva tiene con las IPS en Boyacá superan los 8 mil 600 millones de pesos, por lo que dentro de la resolución expedida por la SuperSalud está definido, que se deben conciliar las acreencias con cada uno de las entidades, con las que se tiene una cartera vigente.

Los acuerdos de pago que se deben concretar tendrán definido una cancelación mensual que será vigilado por el organismo de control, hasta subsanar las deudas en su totalidad según indicó Orbes en diálogo con RCN Radio.