Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Implosión del Chirajara duró menos de un minuto
Implosión del Chirajara duró menos de un minuto
Colprensa

El  Tribunal de Arbitramento de la Cámara de Comercio de Bogotá emitió un fallo a favor de Coviandes con el cual se le exime de responsabilidad al anterior concesionario de la vía al Llano, con relación a los deslizamientos ocurridos durante los años 2018 y 2019, así como de la avería del túnel 13 y el Puente Uno en la la vía Bogotá-Villavicencio. 

También salió a favor de Coviandes  lo reclamado por la ANI con relación  al puente de Chirajara que se cayó en enero de 2018 por errores en los diseños.

Según el fallo los derrumbes del kilómetro 58, que mantuvieron cerrada la vía durante tres meses seguidos en el gobierno de Iván Duque Márquez en el 2019, no fueron responsabilidad de la anterior concesión.  

"La inestabilidad y derrumbe de la ladera del kilómetro 58 en las dimensiones o magnitud que ocurrió, fue causada por circunstancias o situaciones hidráulicas, geológicas, geotécnicas y sísmicas, hecho que no hace responsable a Coviandes de las afectaciones...", asevera el fallo de la Cámara de Comercio.   

También para el Tribunal, Coviandes sí cumplió con su obligación de diseñar y construir la infraestructura correspondiente al puente 1 y al túnel 13, tal como consta en las respectivas Actas de Finalización de las obras de las Etapas 7, 8 y 9 del Proyecto. 

Lea también: Coviandina le responde a Petro que la concesión de la vía al Llano se ha cumplido a cabalidad

En consecuencia, se desestimaron las pretensiones de la ANI para que se declarara la responsabilidad de Coviandes y se determinó que las obras no pueden ser revertidas en su estado actual a la ANI, ya que no cumplen con el propósito del contrato de concesión debido a su falta de funcionalidad. 

Sin embargo, aclaró que las reparaciones necesarias en el túnel 13 y el puente uno, no son responsabilidad de Coviandes  y cualquier obra de reparación o reconstrucción realizada por el concesionario debe ser remunerada tras un acuerdo previo con la ANI.

Es decir, que el Tribunal anuló las decisiones de la ANI en el proceso sancionatorio al considerar que la concesionaria no había incumplido el contrato. 

“Al momento de emitirse la resolución sancionatoria de la ANI, el nuevo plazo acordado aún estaba vigente, lo que invalidaba la afirmación de que Coviandes no estaba a tiempo para completar la obra. Incluso a día de hoy, el plazo no ha vencido. Por lo tanto, se declara la nulidad de las resoluciones debido a la falta de incumplimiento contractual por parte de Coviandes”, dice el fallo. 

En contexto: Veeduría del Meta exige a Gobierno Nacional millonaria suma para arreglar la Vía al Llano

Como las demandas salieron en contra de la ANI, el Tribunal le ordenó cubrir los gastos legales y de honorarios en la suma de $2.272.875.213, pago que confirmó Alberto Mariño gerente de Coviandes”.

Ante esta decisión a favor de Coviandes, en el Meta los gremios y las autoridades manifestaron su preocupación porque la mayoría de las obras que dejó desprotegidas este fallo, forman parte de los 66 puntos críticos que tiene la carretera y que requieren más de 1.2 billones de pesos para su recuperación.  

La vía al Llano esta concesionada desde 1994 cuando se firmó el contrato No. 444-94 para la operación y mantenimiento de la carretera Bogotá-Villavicencio, que había sido cedido por el Invías al Instituto Nacional de Concesiones Inco, hoy ANI. 

Posteriormente, el 22 de enero de 2010, se suscribió el Adicional No. 1, que contemplaba la construcción de la doble calzada en el tramo Bogotá-Villavicencio, específicamente desde El Tablón hasta Chirajara.

El 2 de noviembre de 2019, se llevó a cabo el proceso de reversión del Contrato de Concesión 444-94, con la entrega del corredor vial Bogotá-Villavicencio, que se extendía desde el kilómetro 0+000 hasta el kilómetro 86+000, a la ANI.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.