La mesa departamental del agua del consejo territorial de salud ambiental, definió las líneas de trabajo para el fortalecimiento de la gestión en salud ambiental y promoción del mejoramiento de las condiciones de vida a través de un plan de acción. En las deliberaciones se determinó que en el 2.026 el departamento cuente con 7.500 hectáreas vinculadas al programa, pago por servicios ambientales. Además se acordó, “la formulación de un programa de capacitación sobre peligrosidad de los plaguicidas, su manejo y uso dirigido a la comunidad campesina y a los profesionales en atención en salud; la priorización de acciones de protección sobre las fuentes hídricas abastecedoras de acueductos en el departamento; la reforestación y cercado a 2.026 de 734 hectáreas que surten acueductos; la cofinanciación para la adquisición de áreas de importancia estratégica para el abastecimiento del recurso hídrico y la conservación de la biodiversidad”. Igualmente esta mesa departamental, estableció, que en el año 2.026, el departamento contará con una cobertura del 60 por ciento de tratamiento de aguas residuales domésticas, generadas en las áreas urbanas y del 95 por ciento en cobertura del servicio de acueducto o soluciones alternativas en áreas rurales, además de 54.751 hectáreas adquiridas para la conservación y recuperación de áreas de importancia estratégica, que abastecen acueductos regionales, municipales y distritales.