Cargando contenido

La meta de las autoridades es desminar el 98% del territorio en octubre de este año.

Batallón de Desminado Humanitario N°4
Batallón de Desminado Humanitario N°4 en entrega de 24 municipios libres de sospecha de minas antipersona en Cundinamarca.
Gobernación de Cundinamarca

El teniente coronel José Ricardo Sanjuanes Medina, comandante del Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario N° 4, manifestó que en abril o mayo del año 2019 el Ejército entregará por completo el departamento de Cundinamarca libre de minas antipersonal. 

“Entre la última semana de octubre y la primera de noviembre comienza la tercera fase de desminado; nos quedan diez municipios por entregar y para el primer semestre del año 2019 nos quedarían otros tres. Es decir que en abril o mayo del 2019 podríamos entregar por completo el departamento de Cundinamarca libre de sospecha de minas antipersonales” afirmó Sanjuanes.  

Entre tanto, las tropas de dicho batallón entregaron el reporte de 24 nuevos municipios del departamento que ya se encuentran libres de sospecha de minas antipersonal, entre los cuales se encuentran Sasaima, Beltrán, Útica, Sesquilé, Pulí, Vergara, Pandi, Vianí, Guayabetal, El Peñón y Pasca, entre otros.  

Según el Gobierno colombiano, en Cundinamarca 146 personas perdieron la vida y otras 113 resultaron heridas por minas antipersonal, en hechos ocurridos a partir del primero de enero de 1985 y hasta el 31 de julio del 2018. 

Los soldados del Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario N° 4 liberaron 102.346 metros cuadrados del territorio cundinamarqués, beneficiando a más de 57.000 habitantes del departamento

Por otra parte, las autoridades adelantaron 106 investigaciones por eventos relacionados con estos artefactos explosivos y, según el teniente coronel Sanjuanes, “para la tercera fase en el mes de octubre la meta es entregar otros 10 municipios para llegar a un 98% del departamento de Cundinamarca libre de sospecha de minas antipersonal”. 

El alto oficial también manifestó que la articulación del trabajo entre las autoridades locales y territoriales, junto con la Quinta División y la Décimo Tercera Brigada del Ejército Nacional, ha permitido que regrese la tranquilidad entre las comunidades urbanas y rurales que fueron víctimas de este tipo de eventos durante el conflicto armado.  

“El departamento de Cundinamarca es uno de los primeros en donde se consolidó la presencia de la fuerza pública. Hoy en día hay presencia de grupos delincuenciales, pero no hay información sobre grupos armados organizados”, aclaró el oficial. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido