Cargando contenido

Los ataques que el grupo armado ilegal puede perpetrar en cualquier momento.

ELN
AFP

El Defensor del Pueblo de Boyacá, Mauricio Reyes cuestionó en diálogo con RCN Radio la construcción de un jardín infantil a pocos metros de la estación de Policía del municipio de Paya, zona donde hace presencia el ELN.

“Una obra que aún estando terminada, no se puede entregar para albergar a los niños porque quedó al lado de la Policía y es un riesgo; no es viable que los niños estén recibiendo su educación en un sitio tan cercano a la Policía”, dijo Reyes.

Tras los combates entre el Ejército, la Policía y el ELN, se registró el desplazamiento de tres familias del municipio de Pisba y existe riesgo, de continuar con el desarraigo en la localidad de Paya, según advirtió la Procuraduría General de la Nación.

Ante esta situación el Defensor del Pueblo de Boyacá, consideró que no es seguro que los niños estén ubicados en una construcción cercana a la estación de Policía, por los ataques que el grupo armado ilegal puede perpetrar en cualquier momento.

Reyes además, anunció que solicitará la intervención de la Fiscalía General de la Nación para que se investigue porque no se tuvo en cuenta, la situación de orden público del municipio para destinar recursos en intervenir en el centro infantil y ubicarlo en esa zona.

Dijo también que, lo más importante es garantizar la vida e integridad de los niños, que eventualmente estarían allí educándose.

Paya es uno de los municipios que limitan geográficamente con el departamento de Casanare.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido