Más de 500 familias que habitan en el asentamiento Loma de San Pedro en Neiva, ya tienen vivienda en otros sectores de la ciudad, según denunció el secretario de gobierno Alfredo Vargas. El funcionario manifestó que ya se encuentran adelantando gestiones para tomar medidas frente a esta situación la cual se convierte en un tema preocupante ya que estarían truncando la posibilidad a otras familias de tener vivienda propia. "Hemos encontrado que 560 familias ya cuentan con los beneficios de vivienda que entrega el Gobierno Nacional y eso nos preocupa porque esta personas han convertido esto como un negocio y eso no lo podemos seguir permitiendo. Así mismo, el funcionario confirmó que se van a crear comités de identificación para las familias que se encuentran allí asentadas y que no cuentan con recursos económicos y a su vez agregó que se tomarán medidas contra las personas que están aprovechando estas situaciones para adquirir vivienda. El secretario de gobierno de Neiva Alfredo Vargas, ratificó que se espera brindar alternativas para estas familias y correctivos para las personas que han convertido esta actividad en un negocio.