Cargando contenido

Al parecer, están destruyendo el árbol nacional para preparar terrenos en donde se pretende cultivar arracacha.

Palmas de cera en el cañón del río Toche, en Tolima.
Palmas de cera en el cañón del río Toche, en Tolima.
Tomada de Facebook: Fundación ProAves de Colombia

La Fundación ProAves de Colombia denunció a través de su cuenta de Facebook una preocupante situación que se está presentando en el corregimiento de Toche, en zona rural de Ibagué, donde estarían talando y quemando de forma indiscriminada un bosque de palma de cera, árbol nacional de Colombia y hábitat del loro orejiamarillo. 

La organización advirtió que las palmas están siendo fumigadas con sustancias químicas y posteriormente son destruidas, con el fin de preparar el terreno para cultivos agrícolas, particularmente de arracacha. 

Lea también: Funcionario que amenazó a teniente de la Policía en Tolima no será despedido.

“En el cañón del río Toche están abriendo nuevos cultivos de arracacha, fumigan con glifosato en bosques de palma para despejar el terreno. Luego prenden fuego a la vegetación seca. Es de vital importancia proteger la palma de cera, árbol nacional de Colombia y hogar del loro orejiamarillo. Estas acciones afectan las poblaciones de estas especies amenazadas”, señaló la fundación.

Tras hacerse público el caso, la Alcaldía de Ibagué informó que una comisión conformada por funcionarios de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y de la Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima) se desplazará hasta el corregimiento de Toche para verificar el terreno. 

“Estamos sorprendidos por esa información. La zona de Toche es conocida a nivel mundial como una reserva y como el bosque de palma de cera más grande en el planeta (…) ya nos hemos comunicado con Cortolima para realizar una visita y poder hacer una evaluación del impacto”, dijo Javier Triana, secretario de Agricultura y Desarrollo Rural de esta capital. 

El funcionario agregó que “de ser necesario se iniciarán los procesos administrativos que lleven a un proceso sancionatorio, en caso de haberse talado las palmas de cera. Nosotros debemos conservar y preservar el medio ambiente”.

Le podría interesar: Ambientalistas rechazan plan del Gobierno sobre piloto de fracking.

En 2018 Cortolima informó que en Colombia existen cerca de 700.000 individuos de esta especie, de los cuales 600.000 se encuentran en el departamento del Tolima, distribuidos en municipios como Roncesvalles, Ibagué, Cajamarca y Santa Isabel.  El corregimiento de Toche, en Ibagué y en La Ceja, en Cajamarca, son las zonas en donde hay  mayor número de ejemplares.  

Es importante recordar que la ley 61 de 1985 declaró esta especie como árbol nacional y símbolo patrio. También prohibió su tala y estipuló que esta acción se encuentra bajo sanción penal.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido