Una comisión de la ONU encargada de realizar la verificación a los procesos de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos en el Caquetá, fue abordada por desconocidos cuando se dirigían por el sector de la vereda Altamira, zona rural del municipio de El Paujil. El alcalde de Cartagena del Chairá, Luis Francisco Vargas, dijo que a los funcionarios de Naciones Unidas, les quitaron los equipos de comunicación, computadores, vehículos y los obligaron a salir del sector. “Una comisión de seis personas y dos vehículos de la ONU fueron retenidos por un grupo armado, les quitaron los portátiles, GPS, celulares y tabletas, elementos que tenían para trabajar en las actividades de sustitución de cultivos ilícitos. Estas personas fueron dejadas en libertad, pero no se sabe nada de los equipos” reveló Vargas. El mandatario afirmó que en su población se pudo continuar con el proceso de inscripción de beneficiarios, por el acompañamiento que hizo el Ejército a la comisión en el sector rural. “En Cartagena del Chairá tuvimos dificultades por las amenazas que hubo contra la comisión tripartita, las fuerzas militares nos prestaron todo el apoyo y así se puedo hacer la fase de inscripción en Cartagena del Chairá”, indicó. Finalmente el acalde Luis Francisco Vargas, le hizo un llamado al Gobierno Nacional, para que adopte medidas y se pueda continuar con el proceso de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos en el Caquetá.