Una comisión de la ONU encargada de realizar la verificación a los procesos de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos en el Caquetá, fue abordada por desconocidos cuando se dirigían por el sector de la vereda Altamira, zona rural del municipio de El Paujil.

Al parecer, a los funcionarios de la ONU les quitaron los sistemas de comunicación que portaban y los obligaron a retirarse de la zona, por lo que de inmediato tuvieron que salir del sector.

Los delgados de la ONU son esperados en el municipio de El Paujil.

Hasta el momento en el Caquetá ni las autoridades, ni la misma ONU se han pronunciado sobre lo que pasó con la comisión.