La inspección de Policía, Secretaría de Gobierno, Desarrollo y Planeación de Soacha desalojaron a tres familias en el barrio Altos de Cazucá, que fueron estafadas por los denominados ‘tierreros’, los cuales venden lotes abandonados. La Defensoría del Pueblo, regional Cundinamarca, acompañó y verificó el proceso de desalojo con el fin que de no se vulneraran los derechos de las personas afectadas. Según informes del organismo de control "son 3 familias, 9 personas las que estaban en el momento del desalojo, estas personas están en situación de desplazamiento y aún no se sabe a donde serán reubicadas", manifestó un escrito del Ministerio Público. La Defensoría afirmó que ya se encuentra realizando gestiones para ayudas humanitarias con la Alcaldía de Soacha y la Unidad de Atención y Orientación a Personas en Situación de Desplazamiento. [gallery ids="262663,262662,262661"]