Cargando contenido

En el penal hay cerca de 900 contagiados con la COVID-19.

CÁRCEL DE VILLAVICENCIO
Foto referencial de la cárcel de Villavicencio.
Colprensa

El director del penal, el capitán del Inpec, Miguel Ángel Rodríguez, denunció en medio de un debate virtual, con diputados de la región, las dificultades que tiene para garantizar el aislamiento a los contagiados con coronavirus, dado que el nivel de hacinamientos es cercano al 100 %. 

Según las declaraciones del funcionario del Inpec, en la cárcel de Villavicencio, donde se tiene capacidad para 800 o máximo 1000 presos, actualmente hay 1779 personas privadas de la libertad, la mayoría en condiciones difíciles de ubicación. 

Lea también: Presos en el Guaviare se bebieron el alcohol que les dieron para la desinfección

"Hemos tenido que sacar de nuestros bolsillos kits de sutura, pañales y demás elementos para los internos, todo esto por el desorden estatal", afirmó.

Confirmó, en medio del debate virtual, las dificultades que han tenido, junto con las autoridades civiles, para ofrecer atención médica al interior del penal, porque ningún profesional de la salud quiere aceptar ingresar al centro carcelario. 

"Hablan de que no hay médicos, pero deberían de haber por lo menos insumos. Por qué han renunciado los médicos y los enfermeros, la razón es porque la Fiduprevisora no los ha dotado de elementos de protección necesarios para que cumplan con su labor al interior del establecimiento", afirmó.

Según el presidente de la Asamblea del MetaHenry Ladino, el director de la cárcel reiteró que las mayores dificultades que tienen para atender el foco de contagio que hay al interior del penal, son el hacinamiento y las pocas decisiones que han tomado las autoridades tanto locales como nacionales.  

El capitán Rodríguez reconoció que pese a que se realizan mesas de trabajo, consejos de seguridad para exponer posibles soluciones a la problemática de salud al interior del penal, en la realidad no se ven resultados.

Lea además: Contagios de coronavirus en Amazonas prenden las alarmas en el país

Criticó el exceso de burocracia en las administraciones, la cual impide que se actúe con mayor diligencia dentro del penal, donde desde el Inpec, se estaría haciendo "solo lo que se puede".

"La Uspec debe resolver la situación con la Fiduprevisora, el uno le pide al otro, el otro al uno y nadie resuelve nada. Ahora con el COVID-19 todos nos quieren escuchar y nos quieren señalar, pero no saben que hay un olvido del Gobierno a todo nivel".

En su declaraciones, apuntó que la supuesta carpa medicalizada, no cuenta con los elementos necesarios. "No tiene más que veinte camillas, cuatro o cinco estetoscopios y ya, ahí no puede pecnortar nadie, no es un sitio de aislamiento", denunció.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido