Cargando contenido

La meta es que no se presenten más quemados Foto: RCN Radio



A procesos administrativos y amonestaciones serán objeto los padres de familia de los cinco menores de edad que resultaron quemados con pólvora en la pasada celebración de las fiestas de fin de año en el Huila.

La directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en el departamento, Fanyi Tovar confirmó que aunque se presentó una reducción de casos de menores quemados del 50 por ciento se debe reforzar las campañas al tener como objetivo que no se presente ni un solo menor quemado debido al gran impacto que tienen estos elementos pirotécnicos.

Según las autoridades tres fueron procesos administrativos para restablecer derechos del niño y se impusieron dos amonestaciones a los padres de familia o cuidadores, teniendo en cuenta que los menores sufrieron quemaduras de primer y segundo grado por la mala manipulación de la pólvora.

En el Huila el 80 por ciento de las lesiones fueron ocasionadas por los llamados totes y el 20 por ciento por los voladores, lo que ratifica que se deben fortalecer las acciones para crear conciencia de la no manipulación de pólvora especialmente en la zona rural, donde se tuvieron principalmente estos casos en el departamento.