Cargando contenido





En planes de gerencia para contrarrestar el abigeato y la intervención  a mataderos clandestinos existentes, uniformados llegaron hasta la vereda Hato Blanco en zona rural de Altamira, en donde encontraron a dos hombres que sacrificaban reses en un lugar que no contaba con los permisos correspondientes de la Secretaría de Salud, ni los parámetros de salubridad e higiene.

 

En el operativo liderado por el comando del distrito cinco, junto con unidades la estación Altamira, el grupo de carabineros e inteligencia policial SIPOL,  se logró la incautación de 350 kilogramos de carne de res avaluada en más de 2 millones de pesos y 24 cabezas de ganado que tendrían un costo de 48 millones de pesos, de los cuales no presentaron registros o guías para certificar su procedencia.

 

 

 





 

En el procedimiento se logró la captura en flagrancia de Fabio Soto Carvajal y Nelson Cardozo Parra quienes fueron dejados a disposición de la Fiscalía 30 local de Altamira por los delitos contra la vida, la integridad física y emocional de los animales;  La carne y los bovinos quedaron a disposición de la Secretaría de salud y la inspección de Policía respectivamente.

[imagewp:451713] Los operativos se cumplieron en zona rural de Altamira Huila Foto : Cortesía