Con el propósito de disminuir la tala de árboles, el consumo de leña y conservar los recursos naturales del departamento, Ecopetrol entregó 94 estufas ecoeficientes a familias e instituciones educativas de los municipios de Puerto Rico, La Montañita, El Paujil y El Doncello. Las hornillas, cuya inversión superó los 174 millones de pesos, se construyeron en el marco del programa de conservación, restauración y aprovechamiento sostenible de ecosistemas estratégicos desarrollado como parte del Programa de Beneficio a las Comunidades del área de influencia del proyecto de exploración geofísica Cardón 2D. Para la conservación de los recursos naturales se sembraron 9.400 plántulas de especies nativas de la región como patevaca, cachimbo, carbón y guamo. Estos árboles cumplen doble función al consumir el CO2 que emiten las estufas y generan la leña que consume las hornillas, con lo que se evita la tala de bosque natural, y se amplia y conserva las zonas boscosas del departamento. Uno de los aspectos más importantes del proyecto es la disminución del 90 por ciento del material particulado previniendo enfermedades respiratorias en los habitantes beneficiados. De acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible cada estufa ecoeficiente reduce en un 54% la emisión de dióxido de carbono (CO2), monóxido de carbono (CO), óxido de nitrógeno (NOx), SOx y de consumo de madera. Cecilia Gutiérrez de la vereda Alto Arenoso del municipio de El Doncello celebra que el humo ya no esté en la cocina sino que salga al exterior y en menor cantidad: “Hemos sentido mejoría porque en realidad ya no tenemos que absorber tanto humo”, afirma. Las estufas están construidas en ladrillo y herrajes, tienen un horno, cuatro fogones, un caldero, una chimenea, compartimiento para leña, cenizas y ventilación, las cuales ofrecen otras ventajas como aumentar la eficiencia calórica, requiriendo menor cantidad de leña y optimiza la cocción de los alimentos. Así lo confirmó Margarita Díaz, habitante de la vereda Esperanza, del municipio de El Doncello, quien destacada las cualidades de la estufa “yo estoy amañada porque a la hora de la verdad uno pone todo en el fogón, hago el almuerzo, el desayuno, aso los maduros, y todo queda muy rico. En el horno hemos hecho tortas de maduro, de pan poroso y pan de queso”. Para el alcalde del municipio de Puerto Rico, Hernán Armando Bravo Molina, es un proyecto de “gran impacto y mucho beneficio que contribuye a la conservación del medio ambiente y facilita la higiene de los alimentos y mejora las condiciones para la mujer campesina”.