Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Planta de Gas en Sardinata
Foto de Archivo

La planta de gas Sardinata suministra 620.000 pies cúbicos diarios de gas natural a las empresas Proviservicios y Gases del Oriente, las cuales benefician a 1.800 familias de Tibú y un sector de la ciudad de Cúcuta.

Directivos de Ecopetrol indicaron que el año anterior se reportó el incremento de la instalación de válvulas clandestinas para el hurto de crudo y se contabilizaron 106 conexiones ilegales, para un total de 789 de estas válvulas sobre las líneas de transporte de Cenit.

Mientras que, en lo corrido del 2.021, se han instalado más de 50 válvulas clandestinas en la zona del Catatumbo.

Le puede interesar: Toque de queda en Norte Santander será modificado

Según la petrolera, el año anterior se confirmó el hurto de 2.500 barriles diarios de hidrocarburos en promedio, de los cuales 2.439 corresponden a crudo, la mayoría proveniente del oleoducto Caño Limón-Coveñas.

Según los cálculos de la empresa Caño Limón–Coveñas, con 27 válvulas ilícitas, la mayoría en los municipios de Tibú y El Tarra, en Norte de Santander, son los más afectados.

Así mismo, Ecopetrol denunció el incremento del hurto de vehículos. Tan solo el año pasado se robaron 39 carros de la empresa en la zona del Catatumbo y en lo que ha transcurrido del presente año, tres vehículos han sido hurtados.

Según Ecopetrol, de seguir estas acciones violentas, por parte de los distintos grupos armados, se podría originar la suspensión total de las operaciones de los campos Tibú y Sardinata, las cuales generan en promedio 500 empleos.

Lea además: Cúcuta, entre las primeras ciudades seleccionadas para la vacuna contra la covid-19

El retiro de la empresa pone en riesgo la economía de la región, debido la adquisición de bienes y servicios a empresarios locales, por $19.000 millones e ingresos al municipio por impuestos, por más de $7.000 millones anuales.

Directivos de Ecopetrol rechazaron la manipulación de las líneas de transporte de hidrocarburo que origina un alto riesgo para la vida de las personas y las comunidades, y afecta al medio ambiente e impide la normalidad de actividades petroleras en la zona.

Así mismo, advirtió que mientras no existan garantías de seguridad, no restablecerá la operación en Norte de Santander.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.