Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Sueño en ruinas 1
Estado de algunas edificaciones del conjunto Torres del Parque, en Tunja.
RCN Radio

Janeth Barbosa estrenó su primer apartamento familiar el 26 de septiembre de 2015. El proyecto tenía un nombre atractivo: Torres del Parque. Ofrecía 22 edificios cada uno de 5 pisos para personas que pudieran acceder a los beneficios de vivienda de interes social y de interés prioritario. Se beneficiarían 460 familias una vez terminados los edificios.

Janeth vivió un año y medio allí, viendo cómo su apartamento iba deteriorándose por culpa de la humedad, cómo los pisos iban levantándose, cómo los terminados no parecían nuevos. No era, a la vista, un apartamento para entrenar. 19 meses después, el 14 de abril de 2017, tuvo que evacuar el sueño de su vida.

Ya completa 17 meses fuera de su casa. ¿Qué pasó? En enero de 2017 la Sociedad Boyacense de Ingenieros y Arquitectos encontró deficiencias graves en la construcción de los edificios. Luego, en febrero de este año, la alcaldía contrató un estudio de la Universidad Pedagógica y Tecnológica y que tuvo un resultado contundente: el riesgo para las familias era real y que era necesario evacuarlas. De los 22 edificios, le dice a RCN Radio el coordinador del estudio ingeniero Gonzalo Riaño, seis tienen que demolerse y los otros 16 hay que reforzarlos.

Vea también: Fallas estructurales dejan sin vivienda a miles de personas en el país

Audio

Los sueños en ruinas de los habitantes de Torres del Parque de Tunja

0:27 5:25

El problema, explica, podría llegar cuando se presente un evento inesperado como un sismo. La probabilidad de que la estructura no aguante es muy alta. "Yo no viviría tranquilo en ese lugar", dice Riaño.

Algunos vecinos, que no han evacuado, dicen que por fuera los edificios se ven bien, a lo que el ingeniero contesta que el maquillaje de los edificios no permite ver las deficiencias, pero que en los edificios en obra gris es evidente el deterioro y la falta de control en la construcción.

Visito el proyecto. Hay dos torres de edificios que nunca se terminaron porque la obra está suspendida desde septiembre y la unión temporal firmada por el contratista, que firmó la alcaldía de Arturo Montejo en el 2009 con el contratista Iader Barrios, cancelada.

Una de las damnificadas es Precelia Viasus. Ella recibe un subsidio de la alcaldía actual de 600 mil pesos para arriendo y 52 mil de servicios públicos y vive desde hace varios meses en una casa que no es la suya.  Su apartamento, le dice a RCN Radio, estaba agrietada, con mucha humedad, con las puertas dañadas.

En la torre que está junto al frente hay apartamentos todavía habitados. Subo al segundo piso y en su casa me recibe Isabel Gamboa. Hacemos un recorrido por el apartamento. Me muestra cómo un fragmento del techo del baño se cayó, me muestra las ventanas húmedas a pesar de la hora y del clima agradable y soleado.

"No me voy de acá a menos que me garanticen que me responden por lo mío. Esto es lo único que tenemos", dice. Una de las puertas no tiene chapa, le pregunto qué pasó. Me explica que se desbarató a los pocos meses de estrenar el apartamento. "Nadie responde, el señor Barrios dijo que él entregó todo de buena calidad, pero mire esto como está". 

El constructor Barrios nunca respondió. Hace unos días, el 10 de septiembre, fue condenado por otro caso a 94 meses de cárcel. Lo encontraron culpable de falsedad material en documento público y fraude procesal. Tratamos de llamarlo pero no respondió.

¿Tiene solución el drama de estas familias? Hay dos proyectos en problemas, ambos del mismo constructor: Torres del Parque, que les he contado hoy, y Estancia del Roble, mucho más grande. Ambos proyectos necesitan 90 mil millones de pesos para demoler, reconstruir y reforzar los edificios.

La alcaldía de Tunja es responsable porque firmó una Unión temporal con el constructor. El alcalde Pablo Emilio Cepeda, quien heredó este problema, cuenta que el municipio podría dar alrededor de 8 mil millones de pesos.

Y que el ministerio de Vivienda podría comprometerse con otros recursos, pero que todo se definirá el 6 de octubre cuando el ministro visite la ciudad. Lo único cierto es que la plata necesaria para solucionar el problema se ve lejana y que, por ahora, muchas de estas familias seguirán viviendo en arriendo y lejos del que alguna vez fue el sueño de sus vidas.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.