Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Nobsa, agua, suspensión, Lago de Tota
Prensa Alcaldía Nobsa

Teniendo en cuenta la presunta presencia de plomo en el Lago de Tota, del cual se abastecen siete municipios de Boyacá, incluido Nobsa; los integrantes del Comité de Gestión del Riesgo del municipio, decidieron suspender el abastecimiento proveniente del espejo de agua, utilizado mediante concesión. Como medida de contingencia los 2.100 habitantes del casco urbano, recibirán el agua tratada para consumo humano de la fuente del Penitente.

De acuerdo con lo informado por Juan Fernando Guauque, gerente de la empresa de servicios públicos de Nobsa, la fuente utilizada presenta un excedente de 900 metros cúbicos debido a la pluviosidad y a la reserva de agua.“ Dada la demanda y en el evento en que nos haga falta para abastecer al municipio, tomaremos como fuente de suministro el agua del Río Chicamocha, captación que será tratada en la planta del casco urbano”, indicó el funcionario.

Le puede interesar Emergencias en cinco sectores de Neiva por las lluvias

 

Durante las 24 horas se garantizará el suministro, ya que esta fuente surte con suficiente cantidad a los habitantes del casco urbano. En cuanto al área rural, el gerente de la empresa de servicios públicos indicó que en la parte occidental del municipio se cuenta con una planta de tratamiento similar a la ubicada en el centro a donde llega el agua del río Chicamocha,  y además se cuenta con tres fuentes superficiales.

También puede leer Merino presenta su renuncia a la presidencia de Perú

De las quebradas La Chorrera, Pantanitos y Peñitas, además de dos pozos profundos,  atendemos a unos 410 usuarios sin que hasta el momento se haya presentado algún desabastecimiento”, dijo el gerente de la empresa de servicios públicos.

El funcionario precisó que la captación de aguas provenientes del río Chicamocha se hace en la planta de tratamiento de Puntalarga y es vigilada por la Secretaría de Salud para el respectivo análisis quincenal. “Garantizamos la potabilidad del agua, tiene cero nivel de riesgos, totalmente apta para el consumo humano, en la planta de tratamiento se  hacen cuatro  procesos el último de ellos de desinfección”, puntualizó el funcionario.

El municipio de Nobsa contrató un laboratorio acreditado ante la Superintendencia de Servicios Públicos para la toma de muestras y la caracterización física, química, microbiológica del agua del Lago de Tota. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.