Vehiculos incinerados en Casanare.

Cuatro vehículos fueron quemados en la madrugada de este viernes, en un parqueadero ubicado en pleno casco urbano de Yopal. Las tractomulas fueron quemadas por desconocidos que ingresaron por la parte posterior del parqueadero de la empresa petrolera Serpet, ubicado frente a la Central de Abastos de Yopal. En uno de vehículos, fueron pintados varios grafitis alusivos a la guerrilla del Eln. Este no es el único ataque que se presenta en la región del Casanare, con el mismo modus operandi. Varias empresas constructoras o petroleras, han visto atacada su maquinaria y esto fue motivo de un reciente Consejo de Seguridad con presencia del Ministro de la Defensa, Luis Carlos Villegas. Uno de los voceros de la empresa petrolera, expreso su preocupación e indica que estos problemas de seguridad y ataques constantes al parecer de este grupo subversivo, están obligando a que las empresas abandonen el Casanare. “Es evidente que ya estos grupos están ingresando a las ciudades, al centro de la población”, señaló el vocero a Rcn Radio, quien pidió no revelar su nombre. Agregó que este tipo de ataques se suman a las dificultades económicas de la dinámica petrolera, ya que “se lucha con la crisis que se está viviendo en el sector petrolero, y estos ataques representan un impacto negativo financieramente para nuestra empresa, son alrededor de más de mil millones de pesos”. Insistió en que es necesario hacer “mayor presencia de retenes en las vías, más control y vigilancia, porque por lo menos eso les limita las cosas a los delincuentes. Esta situación en mi gremio e incluso en el transportador, es bastante traumático, todos mis colegas tienen zozobra mental en este momento”, señaló el vocero de la empresa atacada en las ultimas horas. La situación ha generado incertidumbre en el gremio de los contratistas y en las empresas petroleras, quienes ven en riesgo no sólo sus activos y material de trabajo, sino que también temen por sus vidas. Por su parte, el Ejército y la Policía Nacional, junto con autoridades locales y demás organismos, adelantan investigaciones para dar con el paradero de los responsables de estos actos violentos, y desarrollan estrategias de vigilancia para garantizar la tranquilidad en la zona.