Cargando contenido



Un total de 21 empresas forestales del occidente del Huila, firmaron el Acuerdo Intersectorial por la Madera Legal que impulsan las autoridades ambientales con el  propósito de erradicar la tala ilegal en el departamento.

El objetivo de este acuerdo permitirá definir los compromisos de los empresarios para que la madera extraída, transportada, transformada, comercializada y utilizada provenga exclusivamente de fuentes legales.

“Buscamos que cada uno de los eslabones de la cadena de producción forestal en el Huila cuente con un respaldo de legalidad. Queremos que desde el aserrador, el transportador, comercializador, en los depósitos de madera y los compradores adquieran el compromiso de adquirir madera legal”, afirmó Carlos Alberto Cuéllar Medina, director de la CAM.

El acuerdo liderado por la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena, fue firmado los representantes del sector maderero, que buscan promover en el Huila acciones que favorezcan la madera legal, la conservación de los bosques, el desarrollo sostenible y el mejoramiento en la gobernanza forestal.

“A través de este acuerdo queremos impulsar ante los sectores industrial, minero, forestal, ganadero, construcción, vivienda y transporte; prácticas y acciones orientadas a asegurar que el aprovechamiento, transformación así como el transporte, comercialización y el uso de la madera, se realicen a través de procedimientos que permitan demostrar la legalidad de su procedencia” destacó el Subdirector de Regulación y Calidad Ambiental de la CAM, Carlos Andrés González Torres.

Algunas de las empresas forestales del occidente del Huila que firmaron el Acuerdo por la Madera Legal fueron Maderas La Plata, Maderas M&M, Maderas Riverita, entre otras.

Con la firma, estas organizaciones se comprometen a promover la compra responsable de la madera legal en el Huila, establecer códigos de conducta que garanticen la sostenibilidad de los bosques y sensibilizar a los consumidores sobre este Acuerdo Intersectorial.

Las autoridades ambientales confirmaron que para que una madera sea legal debe porvenir de bosques plantados o de un bosque que haya sido debidamente autorizado a partir de un plan de manejo forestal. Sí esta situación no se presenta, la madera es considerada ilegal y es cuando la Corporación procede a decomisarla.