Cargando contenido

Más de mil familias dependen de la producción y comercialización de bocadillos en Boyacá. Hoy afrontan grave crisis económica.

Crisis, bocadillos, Boyacá
RCN Radio

90 empresas productoras de bocadillos de la provincia del bajo Ricaurte de Boyacá y más de 20 del municipio de Velez (Santander) reportan pérdidas invaluables ante la falta de comercialización del producto y en los cultivos de guayaba, materia prima para su elaboración.

De estas 90 empresas de bocadillo dependen cerca de mil familias sin contar con las personas que se benefician  directa e indirectamente como lo son los proveedores de leche, productores de cajón y de guayaba.

Le puede interesar: Juez reconoce a mascota como miembro de una familia y como un ser con derechos

Como gremio, se aúnan esfuerzos para que las pequeñas, medianas y 'fami' empresas puedan comercializar sus productos en instituciones como la Policía, el Ejército y a través del Plan Alimentario Escolar del departamento.

Paola Pineda, presidente de la Federación de la Denominación de Origen de Bocadillo Veleño, manifestó que mensualmente cada empresa  reporta pérdidas que superan los 150 millones y  que mientras no se active el turismo,  las ventas serán muy bajas, evitando incluso, la compra de la guayaba, así esta fruta también baje de precio.

“La cuarentena en Colombia coincidió con la época de cosecha de guayaba en esa región y esto afectó considerablemente la economía de los campesinos, ya que  la mayoría del producto se perdió y lo demás tuvo que venderse a muy bajo precio”, indicó Pineda.

Adicionalmente, la inactividad turística ha repercutido en la poca comercialización de las variedades del bocadillo y de los productos derivados de la guayaba como son los manjares y  la conserva,  así como las tradicionales panelitas que también hacen parte de las fábricas de esta región y que normalmente son vendidas en los puestos ubicados sobre el corredor vial que de varias zonas del país conducen al departamento de Santander y la Costa Atlántica pasando por Boyacá, específicamente por Moniquirá y Barbosa.

Lea también: Juez ordena a presidente Bolsonaro usar tapabocas en lugares públicos

“Hasta que no se reactive el turismo nos vemos en la obligación de producir menos y de acudir a opciones como las ventas on line para poder subsistir. Esperamos que gradualmente podamos reactivar nuestras ventas y contribuir con la economía de la región a través de la generación de empleo”, puntualizó Pineda.

Finalmente, desde el sector se pide al Gobierno Nacional que se compre el bocadillo de esta región ya que tiene un reconocimiento por la tradición y la calidad que se ofrece en cada una de sus presentaciones.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido