Miles de ejemplares de esta especie arriban por esta época del año a zona rural de Ibagué.

Aguila
Foto: Corporación Autónoma Regional del Tolima, Cortolima

Las autoridades ambientales en la capital del Tolima, adelantan labores de vigilancia para evitar la caza de Águilas Cuaresmeras, de nombre científico buteo platypterus, que en bandadas arriban por esta época del año a sectores como el Cañón del Combeima y El Totumo, en zona rural del municipio.  

Los animales que son provenientes de Estados Unidos y Canadá recorren en dos meses más de 10 mil kilómetros, desde Norteamérica hasta Suramérica y llegan a la ciudad a descansar como parte de su recorrido migratorio. 

En las últimas horas, la Corporación Autónoma Regional del Tolima, Cortolima, recibió denuncias por el posible ataque de cazadores furtivos a un grupo de Águilas Cuaresmeras en la  vereda Cay, donde se escucharon disparos, al parecer de escopeta.  

Jorge Enrique Cardoso, director general de Cortolima, aseguró que la autoridad ambiental rechaza cualquier tipo de caza e invitó a la comunidad a denunciar a las personas que atenten contra la especie. 

"Con preocupación empezamos a reportar llamadas telefónicas de comunidades que viven en el área  del Cañón del Combeima, se nos reportó que algunos cazadores estaban haciendo detonaciones en contra de las Águilas Cuaresmeras" indicó. 

El director instó a campesinos y presidentes de juntas de acción comunal para que "estén muy atentos, sepan y divulguen que la cacería en el Tolima y en el territorio colombiano, está terminantemente prohibido y constituye un hecho punible".  

Advirtió que la caza de las águilas se debe a la falsa creencia de que su carne posee cualidades afrodisíacas.   

Quienes practiquen estas actividades incurrirán en una falta al artículo 328 del Código Penal, que  declara ilícito el aprovechamiento de los recursos naturales renovables como la fauna. 
 
El delito estipula penas entres cuatro y diez años de prisión, además de multas hasta los 35 mi salarios mínimos diarios legales vigentes.    

Encuentre más contenidos

Fin del contenido