El departamento tomo parte activa en la octava versión de Expo Especiales donde se resaltó la destreza de los jóvenes en sectores como la comercialización, el barismo y la catación de cafés, con el propósito de fomentar su incorporación y formación en el sector cafetero del departamento. El coordinador de cafés especiales del comité de cafeteros de Cundinamarca, Raúl Chávez, señaló que “queremos vender un nuevo concepto a los jóvenes para que no dejen el campo y mostrarles una nueva propuesta de la planta a la taza, y capacitarlos para promover el relevo generacional que mantendrá viva la caficultura en Cundinamarca”. Este departamento tiene cerca de 38.000 hectáreas de café y quienes labran estas tierras, cerca del 70%, son mayores de 60 años, situación que fue analizada por el presidente de la junta directiva del Comité de Cafeteros de Cundinamarca, Luis Alfonso Castañeda, quien sostuvo que, “desafortunadamente el relevo generacional es poco visible, por eso estamos impulsando el tema de jóvenes cafeteros para que ellos vuelvan a las fincas, se interesen en este mercado y retomen la caficultura, ya no como cultivo sino como industria cafetera, la vean viable y rentable para el futuro”. El gremio cafetero conoció el sabor y aroma del café que se produce en la región del Sumapaz y en el municipio de Viotá.